Montesquieu y Burdeos

 In Hotel

Como parte de la serie “Les 3 M de Bordeaux”, aquí está, después de nuestro artículo de octubre de 2018 sobre Montaigne, un pequeño recordatorio sobre Montesquieu

Charles-Louis de Secondat, conocido como Montesquieu, nació en el Château de la Brède, al sureste de Burdeos, el 18 de enero de 1689. Sus padres eligieron a un mendigo como padrino para que recordara que los pobres son nuestros hermanos.

De niño, estudió con un tutor, luego, a los 11 años, fue al colegio oratorio de Juilly, cerca de Meaux. Cinco años más tarde, regresó a Burdeos, donde estudió derecho para poder reemplazar a su tío como juez (“président à mortier”) en el parlamento de Burdeos. Completó su formación en París en círculos eruditos y alfabetizados.

Tiene 24 años a la muerte de su padre. Como era costumbre, sus hermanas y hermanos fueron puestos en órdenes religiosas para que la finca quedara en manos del miembro mayor de la familia.

En 1714, a la edad de 25 años, se convirtió en consejero del Parlamento de Guyenne. Un año después, el 30 de abril de 1715, se casó con Jeanne de Lartigue en Burdeos. Ella era de una familia protestante rica, recientemente ennoblecida y le trajo una hermosa dote.

A la edad de 27 años, entró en la Academia de Ciencias de Burdeos y fundó un premio de anatomía. Escribe memorias sobre las glándulas renales, el eco, la gravedad, el flujo y el reflujo y otros temas científicos. También publica una disertación sobre la política de los romanos en materia de religión. Su tío muere y Montesquieu hereda su cargo de presidente de mortero, su fortuna y su título de barón.

En 1721, publicó anónimamente Les Lettres Persanes, una novela epistolar satírica. Se burla de la sociedad francesa a través de dos persas ficticios, Usbek y Rica, que visitan Francia de 1712 a 1720, y ridiculiza los hábitos, manías, prejuicios y abusos que se dan en Francia. El exotismo que aportan estos dos persas y los mordaz e ingeniosos retratos retratados en la novela la convierten en un gran éxito. Esto abre las puertas de los salones literarios de París. Como resultado, entre 1721 y 1728, vivió en París varios meses al año.

En 1724, publicó el Dialogue de Sylla et d’Eucrate, entonces un tratado De la monarchie universelle en Europa. Finalmente, varios escritos sobre la cuestión histórica, legal y política de la constitución francesa.

En 1728, fue elegido para la Academia Francesa (sillón n° 2), luego viajó por toda Europa, en Austria, Hungría, las Repúblicas Italianas, Alemania, Holanda e Inglaterra donde se inició en la masonería. Esto le valdrá para ser interrogado por el intendente de Guyenne y el cardenal de Fleury, en 1737.

Durante 14 años se dedicó a escribir el Esprit des Lois, un tratado de ciencias políticas que apareció en 1748. En ella denunciaba el despotismo, la esclavitud, la tortura y todos los abusos. Abogó por la moderación y la libertad. Expone sus ideas sobre la separación de los poderes del Estado. Fueron sus ideas innovadoras las que ayudaron a definir el principio de las democracias occidentales.

Está cansado por este inmenso trabajo y su salud se está deteriorando. Se vuelve casi ciego: “Confieso que este libro pensó que me mataría. Voy a descansar, no trabajaré más”, escribió a un amigo en 1749. Pero volvió a tomar la pluma, en respuesta a las críticas, y escribió la Defensa del Espíritu de las Leyes (1750).

Murió en París el 10 de febrero de 1755.

Si quiere encontrar en Burdeos las huellas de Montesquieu, haga clic en este enlace ⬇ que le permitirá seguir sus pasos…
https://www.si-graves-montesquieu.fr/le-baron-de-la-brede/la-baronnie-bordeaux-et-au-dela/39-sur-les-p as-de-montesquieu-a-bordeaux#

Últimas noticias